bendiciones y milagros libro de Consuelo Carrillo
Diamantes Takiones 
Varas de Poder
Hay ciertos principios de la abundancia que liberan al individuo de carencias y limitaciones. Ya que se trata de preceptos espirituales un programa para la prosperidad basado en la verdad no puede ser implementado por aquellos que tienen en su conciencia la avaricia, la codicia y el egoísmo, pero tampoco al contrario, por eso debes preguntarte:

¿Tienes aversión a la riqueza? ¿Pones objeciones a ser rico? ¿Te molesta la palabra abundancia?

Si tienes la más mínima de las reservas sobre esto es necesario que revises tu sistema de creencias en lo que respecta a Dios, puesto que Dios es riqueza omnipresente, es todas las riquezas infinitas del Universo y es la abundancia pródiga de la creación.

Si tú niegas la prosperidad sin límites te estás negando a ti mismo, porque eres la imagen de la riqueza omnipresente, la expresión de las riquezas infinitas del universo y la individualización de la abundancia pródiga.

Ya que los pensamientos de carencia o limitación nunca pueden ser registrados o albergados en esta mente infinita, entonces el principio o la ley de suministro espiritual debe ser el de la suficiencia total y continúa. Tu yo interior solo piensa, ve y conoce la abundancia y la energía creativa de esta mente de abundancia fluye eternamente irradiando, expresando y buscando aparecer como abundancia en el plano físico.

En la antigüedad se enseñaba que el comprenderse a uno mismo era comprender a Dios y que a través del proceso de meditación se podía liberar la energía divina que yace en nuestro interior, convertir la discordia en armonía, la ignorancia en sabiduría, el temor en amor y la carencia en abundancia. A los estudiosos de aquel tiempo se les instruía para usaran sus poderes radiantes y magnéticos innatos.

Se les enseñaba a trabajar con la energía rítmica de si mismo, sea cual fuere la forma que se necesitara para el intercambio (trueque), en ese tiempo al dinero se le consideraba una muestra de apreciación por el servicio de una persona, era un símbolo de amor e integridad.

Las escuelas de misterios en Asia, Egipto, Persia y Grecia proporcionaron un servicio invaluable a la humanidad al volver a despertar los poderes espirituales en un grupo central de hombres y mujeres dedicados. Y este conocimiento de armonía y realización continuó en los libros sagrados y en las enseñanzas secretas, en la cábala hebrea, en los místicos hindúes y budistas, en los escritos gnósticos de los primeros cristianos y en ciertos pasajes que no fueron eliminados de la Biblia.

A través de la inspiración y enseñanzas de Jesús, los gnósticos (del griego gnosis que significa conocimiento) continuaron con esta tradición. Sus obras hacían énfasis en la unidad de Dios y el hombre y la capacidad de cada alma para elevarse por encima de las limitaciones.

En el evangelio de Tomás, Jesús expresa con claridad que cuando conoces tu verdadera identidad te das cuenta de que formas una unidad con el padre y dice "Pero si no os conocéis a vosotros mismos, entonces vivís en la pobreza y sois vosotros los que sois esa pobreza".

Se calcula que por lo menos un 25% de la población del hemisferio americano se encuentra involucrada en filosofías del nuevo pensamiento y la corriente principal de estas filosofías se encuentra basada en que Dios es riqueza sin límites y al ser una expresión del infinito, los seres humanos poseemos una abundante herencia, así que todo es cuestión de creerlo para poder ejercer nuestro pensamiento, palabra y obra (tomar todo). ¿O serás quién desafíe la Ley Divina?