bendiciones y milagros libro de Consuelo Carrillo
Diamantes Takiones 
Varas de Poder
Estos "dorjes" o varas de poder, son elaborados por chamanes en ritual sagrado de Alta Magia con los cuarzos, símbolos, cristales y pirámides que deben llevar.

Como se hacen individualmente y solamente en Luna creciente, los modelos mostrados pueden haber sido vendidos, pero tenemos en existencia algunos parecidos. Todos son igual de bellos y poderosos.

Aproximadamente miden 45 cms.
Las varas mágicas de poder,  son  una variación de las que según la leyenda y algunos videntes, como Edward Cayce, utilizaban los habitantes de la Atlántida para obtener lo que necesitaban.

Se dice que la Atlántida estaba rodeada de grandes pilares de cuarzo donde se concentraba todo lo que el ser humano necesitaba para vivir en armonía, como salud, sabiduría, paz, abundancia, sabiduría, bienestar y por supuesto, amor.

Según Cayce, los atlantes apuntaban la vara hacia los pilares y pedían lo que necesitaban. La vara estaba hecha de latón y cobre, con cuarzos, que podían estar en fila, representando las fuerzas cósmicas como los siete poderes, los siete arcángeles, los siete cielos, los siete colores, etc. También tenían símbolos, una pirámide o un cuarzo en la punta o todo, como cristales octagonales, colores especiales, etc.

La vara de poder de nuestra época sirve para concentrar las energías del Universo ya sea para atraer lo que necesitamos, para sanación y armonización u obtener abundancia, concretando los proyectos, las ideas, ayudando a coordinar las acciones que atraerán buenos resultados. Nunca debe usarse para hacer el mal a alguien porque se revertiría la acción hacia el que la ejecuta.

Debe tomarse firmemente con las manos y concentrarse en visualizar lo que se necesita, viéndolo en la imaginación como que ya se ha logrado. La punta debe apuntar hacia la tierra. Puede colgar su vara de poder en un lugar visible de su casa o negocio para atraer protección y bendiciones cósmicas. De preferencia, que no la toquen personas ajenas.

Previamente y antes de consagrarla con sus manos y pensamiento como se dijo antes, para usted, su negocio o familia, debe “limpiarla” pasándola varias veces por humo de incienso o la llama de una vela blanca.