Son formas completamente simétricas que tienen todos los lados, ángulos y medidas iguales. Los cinco caben dentro de la llamada matriz universal que es la esfera. Cada cristal de cuarzo está regido y guiado por un ser de luz especialmente encargado de la evolución de quien lo utiliza, facilitando su tránsito por tiempo y espacio a través del Cosmos en su vehículo de luz, llamado  Mer-Ka-Ba o Merkabah.
Canalizan energías sanadoras liberando los códigos vibracionales que almacenan.
Expanden las vibraciones para limpiar y armonizar personas y lugares, activando la memoria celular y quántica.
Una vez  que hiciste contacto y activaste tu ser etéreo, sellan el aura evitando que entren energías nocivas o que no están de acuerdo con las altas vibraciones otorgadas.
Inundan de energía el cuerpo físico , acentúan la sensibilidad y la percepción intuitiva, abriendo los canales (chackras) a la entrada de la luz y liberando las toxinas físicas o mentales que te impiden crecer y sentirte bien siendo feliz y próspero.
Las gemas son generadores pránicos, restablecen nuestro campo energético y liberan, cuando se les solicita, energía cósmica condensada. Ayudan a crear un mundo de paz.
Reducen el estrés, mejoran la salud, las relaciones interpersonales, elevan la calidad de vida al tener más salud, energía, dormir más profundamente y por más tiempo, aumentan la concentración mental y la creatividad.
Las formas de la Geometría Sagrada conectan los hemisferios  cerebrales,  permitiendo que las meditaciones y mensajes espirituales recibidas por el lado derecho sean comprendidos y asimilados por  su mitad lógica y pragmática: el lado izquierdo.

LAS 5 GEMAS O “SÓLIDOS  PLATÓNICOS”
TETRAEDRO, CUBO,
OCTAEDRO,
DODECAEDRO,
ICOSAEDRO

TETRAEDRO: FUEGO. (Se puede poner en el área del ombligo) Es un triángulo que representa el fuego sagrado, el primer elemento que da origen a la sabiduría. Tiene 6 aristas, 4 caras triangulares y 4 vértices. Atrae fuerza, generosidad, voluntad, decisión, energía, valor, justicia, energía y entusiasmo, seguridad, autoestima y confianza en el presente y el futuro.
CUBO: TIERRA. (Se puede poner en el área del bajo vientre). Tiene 12 aristas, 6 caras cuadradas y  8 vértices representando el secreto del mundo natural. Es la Tierra, lo que ha nacido de la naturaleza. Se pone sobre el área baja del vientre para tomar contacto con la realidad y unirse a los proyectos de quienes le rodean y del mundo en general, atrae riquezas, prosperidad, abundancia y todo lo que signifique llevar a buen término los propósitos, perseverancia, emoción, claridad en las metas.
OCTAEDRO: AIRE.  (Puede ponerse sobre la frente en medio de la nariz).  Está formado por 12 aristas, 8 caras triangulares y  6 vértices que significan el aire. Simboliza la comunicación y el pensamiento sabio, que tiene el poder de perfeccionar la materia. Dota de poderes de comprensión, entendimiento, facilidad para convencer, produce ventas exitosas, buen humor, equilibrio energético y armonía para tener una salud perfecta y un corazón contento.
DODECAEDRO: ESPIRITU. (Puede ponerse sobre la coronilla o en la parte de arriba de la frente). Con 30 aristas, 12 caras pentagonales y  20 vértices, representa el quinto elemento (energía, éter, prana, ki, chi). Es el poder femenino, la forma Madre primigenia que da origen a la creación de todas las cosas. Es la conexión directa con la luz del creador que vitaliza todo, dando el poder de generar cualquier idea y solicitar cualquier cosa con emoción y claridad, recibe todas las bienaventuranzas que nos pertenecen por derecho divino.
ICOSAEDRO: AGUA. (Puede ponerse sobre el corazón). Con 30 aristas, 20 caras triangulares y 12 vértices, es la conciencia del agua, lo masculino, el padre y la semilla de la vida, la forma del Universo. Calma, aclara, armoniza las emociones, releva a los sentimientos de cualquier malestar, tristeza, enojo, rencor y hasta del recuerdo obsesivo de un mal amor. Armoniza los ciclos femeninos, disminuye la retención excesiva de agua y fluidos corporales nocivos, filtra las envidias, protege del mal de ojo.
Todos estos “solidos platónicos” son vehículos de conciencia que forman una red o lenguaje de luz que conecta la red icosaédrica de 20 triángulos al conocimiento del Cosmos. Son enrejados que nos cubren y  traen información a través de los 144 mil sellos de energías cristalinas (así se decodifica la luz) activando la llegada de la conciencia crística y formando una red de ascensión donde nuestro planeta vibre en una frecuencia más alta para  seguir evolucionando.
USO: Las gemas geométricas pueden ser puestas como se menciona, antes de comenzar una meditación, concentrándose en visualizar (imaginar con fuerza y emoción) cada una. Lo más probable es que se sienta una vibración especial en cada lugar donde se coloca la gema, esto es normal.
También puede usarlas una por una, de acuerdo a lo que desee o siente que necesita activar. O tome todas juntas o una por una encerrándolas en cada una de las manos alternadamente por el tiempo que sienta es suficiente. Siempre funcionan.


solidos platonicos
gemas platonicas de cuarzo
Gemas de Cuarzo, perfectamente talladas y del mismo tamaño.
Vienen con un precioso estuche de madera
ESTAS SON
LAS 5 GEMAS
O “SÓLIDOS PLATÓNICOS”
ESTE ES EL LIBRO QUE CAMBIARA TU VIDA
Recetas, rituales, meditaciones, oraciones, visualizaciones, el "como" para conseguir el "que", todo lo que necesitas para ser cada dia mejor,
con mayor abundancia, salud y felicidad.
Pidelo en las librerias. Editorial Vergara, Coleccion Millenium